Actualitat

APNAL-Ecologistes en Acció Vinaròs alerta sobre la situación de las vías pecuarias del municipio de Vinaròs

By  | 

APNAL-Ecologistes en Acció Vinaròs alerta sobre la situación de las vías pecuarias del municipio de Vinaròs, estando la mayoría sin deslindar y sometidas a graves agresiones (vertidos de residuos sólidos, reducción de su anchura, ocupaciones, fumigaciones con herbicidas,…)

El 29 de marzo, Ecologistas en Acción celebrará el Segundo Día de las Vías Pecuarias, dedicado a que no caiga en el olvido este valioso legado público y reivindicando para él una mayor atención de las administraciones públicas frente a las usurpaciones y agresiones que viene sufriendo desde hace décadas.

Las vías pecuarias tienen su origen en la trashumancia, cuando los pastores trasladaban al ganado aprovechando los pasos más practicables, como los puertos de montaña, los vados de ríos, etc. Así se creó una red de comunicaciones en la Península Ibérica, las vías pecuarias, cuya existencia y uso aún se conserva. Esta red de vías pecuarias, tan arraigada en nuestro paisaje, forma parte de nuestro patrimonio cultural. Están reguladas por la Ley 3/95 de Vías Pecuarias (ya ha cumplido 25 años) y, en algunos territorios, por leyes o reglamentos propios. La longitud de esta red pecuaria nacional supera los 125.000 kilómetros de recorrido de los que, una gran parte, se ha perdido por usurpaciones, falta de uso, construcción de embalses y otras infraestructuras, etc.

Las vías pecuarias son una competencia autonómica, y la Comunitat Valenciana tiene legislación específica, Ley 3/2014 (DOGV núm. 7319 de 17.07.2014), donde existe una red de más de 14.000 kilómetros, ocupando una superficie superior a 36.000 hectáreas, y siendo bienes de dominio público. Es por tanto la administración autonómica quien debe proteger, conservar, deslindar, revitalizar y poner en valor este patrimonio único en el mundo.

Si nos centramos en el municipio de Vinaròs, existen cinco vías pecuarias (http://www.agroambient.gva.es/es/web/medio-natural/catalogo-de-vias-pecuarias):

1.-Vereda del Barranco de Surrach o de Aiguadoliva/Cañada Real de Surrach, con 20 m. de anchura y 3.907 m. de longitud, y vereda del Barranco de Surrach o de Aiguadoliva/Vereda del Barranco de Aiguadoliva, con  20 m. de anchura y 10.194 m. de longitud. Se trata de dos vías pecuarias unidas con afectación a los municipios de Vinaròs, Benicarló y Calig, con los que limita.

2.-Colada del Camino de Peñíscola a Ulldecona, con 8 m. de anchura y 10.809 m. de longitud.

3.-Colada del Camino Viejo de Rossell, con 10 m. de anchura y 8.219 m. de longitud.

4.-Colada Camino de San Gregorio, con 9 m. de anchura y 10.070 m. de longitud.

5.- Colada Camino de las Yeguas, con una anchura de 10 m. y 6.435 m. de longitud.

Pues bien, prácticamente el 100% no están deslindadas (delimitadas) ni señalizadas y, para colmo, debido a la permisividad e inacción de la administración tienen demasiadas problemáticas, como intrusiones o reducciones de su anchura debido a cultivos, vertidos de residuos sólidos, obras públicas, planeamientos urbanísticos, etc. Denunciemos, por ejemplo, la situación de la vereda del barranco de Aiguadoliva, a la altura de su desembocadura, donde, desde 2004, época en la que se realizaron aterramientos y colmataciones ilegales en plena zona inundable, se invadió parte de su trazado y ni siquiera hoy en día se ha subsanado dicha ocupación del dominio público.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *