Actualitat

VINARÒS: IMPACTOS A LA BIODIVERSIDAD DEL CARRIL LÚDICO DEPORTIVO

By  | 

“Ecologistas en Acción alerta sobre las negativas afecciones a la biodiversidad que están provocando, actualmente, las obras del carril lúdico deportivo. ¡Exige la paralización inmediata de las obras hasta septiembre!”

El carril lúdico deportivo de Vinaròs es un antiguo proyecto, creado en 2008 por el Ayuntamiento de Vinaròs, que se está ejecutando en la actualidad en su segunda fase. Pretende crear un carril bici y peatonal paralelo al río Servol, desde la antigua N-340 hasta el Puig de la Ermita. Está subvencionado con fondos públicos procedentes de diferentes organismos y es un proyecto que consideramos “no prioritario para el municipio”. Por lo que estamos viendo, ésta segunda fase deja mucho que desear en cuanto al respeto ambiental, a la forma de ejecutar las obras y a la aplicación de medidas correctoras y controles para evitar daños al medio ambiente, o sea, sus medidas correctoras de impactos, algo obligatorio en cualquier obra con previsibles afecciones ambientales.

El proyecto ya nace viciado pues fue diseñado, para el Ayuntamiento de Vinaròs, por la empresa PLANIFICA, la cual ya es conocida por sus graves errores y deficiencias cometidas en los informes ambientales y patrimoniales del proyecto de polígono industrial en Soterranyes baixes de Vinaròs. Éste expediente ya fue archivado definitivamente en 2017 con un despilfarro de dinero público de millones de euros. Pero esto parece que no importa a nadie, y esta empresa copa casi todos los proyectos importantes del municipio, curioso ¿verdad?

La ejecución actual de las obras del carrril lúdico, con esas formas, maneras y tiempos, metiendo máquinas en el río Servol y arrasando su vegetación y biodiversidad, vulneran claramente la normativa vigente. Dicen que cuentan con autorizaciones y permisos, pero queda claro que algo falla en los estudios y sus sistemas de control y vigilancia. ¿A nadie le importa la flora y fauna del río Servol?
La normativa vigente, la Ley 47/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, impide, en sus artículos 46 y 54, alterar el hábitat y afectar a los periodos de cría de los taxones del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Especial Protección (LESRPE) (o sea, las especies protegidas y las especies amenazadas), y el éste tramo del río Servol, las hay y muchas. En las zonas donde se está ejecucando la obra hay más de 40 especies pertenecientes a ese listado y protegidas por la ley. Sí, anfibios (ejemplos: sapo común y sapo corredor), reptiles (numerosas culebras, como de escalera, bastarda y viperina; lagartijas, galápagos, etc.), aves (chorlitejo chico, abejaruco europeo, cogujada común, mochuelo europeo, alcaudón común, curruca cabecinegra, zarcero políglota, cernícalo vulgar, alcaraván, etc.), mamíferos (murciélagos, comadrejas, tejones, etc)… Una ley que no es igual para todos y que para la protección de la naturaleza es “letra pequeña” para unos organismos públicos (en este caso el Ayuntamiento de Vinaròs, la Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica y la Confederación Hidrográfica del Júcar) que prevarican claramente al ser permisivos y no velar adecuadamente y con profesionalidad por la defensa de la biodiversidad.
APNAL-Ecologistas en Acción ha denunciado estas actuaciones y agresiones, ante los organismos competentes, para que investiguen y sancionen a sus responsables. Además, ha solicitado al Ayuntamiento de Vinaròs, la paralización de las obras hasta que pase el periodo reproductor de las especies, algo básico y se cajón en cualquier protocolo de actuación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *